15 ideas para regalar a un recién nacido



Cuando nace un bebé siempre queremos regalar algo especial, práctico, bonito, útil, atemporal y que además sea original y que refleje el cariño que les tenemos al pequeño y a sus padres. Pero esa tarea no es fácil, porque encontrar un regalo que reúna todo lo anterior es complicado y, a menudo, acabamos regalando “lo típico”.

En este POST os presento ideas para regalar en ocasiones como esta. Para confeccionar esta lista me he basado en mi propia experiencia, incluyendo aquello que recibí cuando nació mi hijo y que me vino tan bien, y aquello que me hubiera encantado recibir pero que no lo supe hasta más adelante…


Os muestro una lista de 15 regalos que podrían ser una buena opción y de precios muy variados, para que se adapte a todos los presupuestos:
1. Bolso de Maternidad: yo no supe que esto existía hasta que fui a un evento de la revista Telva, donde la firma Rosbag (pincha aquí) tenía una muestra de sus productos. Se trata de bolsos con espacio suficiente para portar todo lo que necesitamos cuando tenemos un bebé, incluido cambiador, pero que mantiene un diseño de un bolso perfectamente combinable con cualquier estilo. Es un regalo original, al que se le va a dar mucho uso y durante mucho tiempo. Hay una gran variedad de modelos y de estilos.



2. Cámara de Video vigilancia: algunas mamás no están a favor de las cámaras de video vigilancias, porque aseguran que aumentan la ansiedad de tener todo controlado, así que consultad antes de hacer este regalo. En mi caso es totalmente al revés, necesito saber que mi bebé está bien, que está tapadito y en una buena postura, saber cuándo llora y cuando se despierta… así que desde que nació utilizo cámara de vigilancia. Para los momentos de siesta y por las noches me deja mucho más tranquila. La que yo tengo es de MOTOROLA, tiene cámara con visión nocturna y detecta perfectamente el sonido. Hay muchas variantes dentro de este artículo, y los precios también son variados en función de las características del producto y las prestaciones que tenga.



3. Cesta de higiene: quizá pueda parecer poco original, pero desde luego es muy práctico, especialmente si se trata del primer bebé de esa familia. Considero una buena idea regalar una cesta con útiles de higiene: tijeras para cortar las uñas del bebé, gasas, suero fisiológico en monodosis, termómetro digital de medición rápida, aspirador nasal con boquillas de usar y tirar… además, podemos incluir unas toallas para el baño del bebé. Las que os sugiero son muy útiles, sobre todo si no se cuenta con ayuda para el momento del baño del bebé, son unas toallas que tienen unos botones para abrochar en el cuello y que te permite tener las manos libres para sacar al bebé del agua. No es necesario agarrar la toalla con los dientes, jejejeje. Mi amiga Natalia me regaló una y me pareció un inventazo. Además, podemos hacer el regalo más especial si bordamos la toalla con el nombre del recién nacido.



4. Productos corporales: la piel del bebé es muy sensible, y es necesario usar productos de buena calidad para evitar reacciones. Sería un buen regalo hacer una selección de productos de baño (gel, crema corporal, crema para el culete, colonia suave sin alcohol, un cepillo para el pelito, una esponja…) hay muchas marcas que cuentan con una amplia gama de productos de este tipo, e incluso en las farmacias pueden hacer la cesta de ellos, y siempre podemos poner nuestro toque personal haciendo un grabado en el peine, por ejemplo.


5.  Bodys y baberos: ya sabemos que los bebés gastan un montón de ropa, se manchan solo con mirarlos y crecen cada día. Para mí, los bodys y los baberos eran indispensables y nunca tenía suficientes, tenía que lavar a diario para poder tener siempre limpios. Naím nació en julio, por lo que siempre le tenía con ropa muy fresquita, así que los bodys me arreglaban mucho el día a día, y desde que nació babeaba muchísimo, cuando empezaron a salirle los dientes, con 4 meses, ya fue tremendo. Me encantaban los baberos de tela de toalla, porque le ayudaba a estar siempre limpio, pero tenía que cambiárselos cada hora, porque se empapaban en seguida. Por eso os propongo un lote de baberos y bodys para el recién nacido. Podéis pensar en cubrir los primeros 4 meses por ejemplo.




6.  Ropa de 6 meses en adelante: y hablando de ropa, un regalo por excelencia es ese, ropa, elegimos los modelos más dulces, tiernos y originales para el peque. Es genial regalar ropa, pero mi recomendación es que pensemos en un tiempo posterior al nacimiento, es decir, que pensemos en la talla que tendrá el recién nacido dentro de 6 meses o incluso un año, y la época del año en la que estamos para escoger un conjunto propio para ello. Me dio mucha rabia dejar sin estrenar algunos regalos que le hicieron a Naím. Le regalaron tanta ropa de recién nacido que no me dio tiempo a ponérsela toda, porque a los dos meses ya no le valía. Y algunas prendas se quedaron incluso con la etiqueta puesta. Sin embargo, a los 6 meses no tenía absolutamente nada, así que tuve que comprar muchísima ropa. Creo que es muy buena idea cubrir los primeros meses o el primer año del bebé. Así se aprovecha más la ropita.


7.  Detalle para mamá: cuando la mujer está embarazada, y más en las últimas semanas de embarazo, está mimada y contemplada por todos, pero cuando nace el bebé suele pasar a un segundo plano, cuando el trabajo más difícil lo ha hecho ella. Por eso es importante no olvidarse de tener un detalle especial con la madre cuando hagamos esas visitas. Podéis informaros de cuál es su dulce preferido de esa pastelería especial, seguro que le encanta.
Cuando di a luz a mi hijo, mi padre me trajo al hospital un anillo precioso de tipo alianza, y me dijo: “para que te acuerdes siempre de este día”. Evidentemente, el anillo no es el que me recuerda que he sido mamá, pero me pareció un detalle muy bonito y lo conservo con mucha ilusión y mucho cariño.


8. Cuentos para el bebé: yo soy muy aficionada a la literatura y me encantan los modelos de literatura infantil que se trabajan desde los últimos años para acá. Hay libros pensados hasta para los bebés recién nacidos, con colores, texturas, sonidos y estímulos que empiezan a desarrollar esa pequeña mente. Podría ser un buen regalo una colección de tres o cuatro libros variados para que el peque vaya teniendo su propia biblioteca.



 9. Hamaca: para mí fue uno de los regalos más prácticos, le llevaba a todas partes en ella. Era muy manejable, no pesaba nada, y me permitía tenerle a la vista y entretenido durante algunos momentos como darme una ducha, preparar la comida, tender la ropa… hay muchos modelos, y ahora están perfeccionando muchísimo incorporando cada vez más prestaciones. Es cuestión de investigar cual es la que se adapta mejor a las necesidades del bebé.



 10. Portabebés: ahora se han demostrado todos los beneficios que implica el porteo del bebé. Yo estoy totalmente a favor del porteo, contaba con una mochila y un fular (de esos que dan mil vueltas al cuerpo). Mi espalda me permitió portear a mi hijo hasta los 5 meses más o menos con estos métodos, porque empezó a pesar demasiado, pero en el tiempo que lo pude hacer lo disfruté mucho, se dice que el bebé llora menos, disminuyen los cólicos, duerme mejor…y por supuesto, crece el vínculo entre nosotros.


  11. Cojín de lactancia: tanto si la mamá va a dar el pecho al bebé, como si decide no hacerlo,  un gran regalo podría ser un cojín de lactancia, porque facilita mucho mantener una postura adecuada para la espalda y para el peque. Incluso antes de que nazca el bebé, ayuda a conciliar el sueño en la embarazada gracias a la facilidad de colocarse en una buena postura.


 12. Pañales y muselinas: esas típicas tartas de pañales son una maravilla, además de ser muy bonitas, traen el producto estrella para un bebé: los pañales. Yo añadiría en el mismo formato muselinas. Esas pequeñas mantitas de tela suave y fina que vienen tan bien en cualquier momento. Las tenemos con un montón de estampados e incluso se pueden personalizar.




 13. Cheque regalo sin caducidad: aunque pueda parecer impersonal, una tarjeta regalo es muy útil, porque pueden surgir necesidades imprevistas y en cualquier momento y para ello ese tipo de tarjetas vienen de lujo. lo importante es que lo tengan caducidad. Hoy en día se pueden hacer en prácticamente todos los establecimientos especializados.

14. Manta de juegos: cuando el bebé aún no se mantiene sentado entretenerle puede ser una tarea difícil, una manta de juegos es perfecto para ello. Yo tenía a Naím tumbado en la manta de juegos mientras hacía algunas tareas de la casa y así, además, empieza a desarrollar más movilidad en brazos y piernas, coge fuerza y se divierte.


15. Decoración para la habitación: las habitaciones de los bebés son espacios cada vez más cuidados y escogidos, nada está colocado porque sí,  podemos participar en la decoración de la habitación del recién nacido conociendo bien los colores que predominan en ella, el estilo que han escogido sus papás y, evidentemente, sus gustos. Hay  muchos objetos que podemos aportar: un perchero personalizado, una lámina, lámparas quita miedos, vinilos para la pared…




Pero por encima de todo,  os aconsejo que preguntéis a los papás qué es lo que necesitan, porque quizá ellos mismos hayan elaborado una lista de necesidades y podáis remitiros a ella, cosa que facilitaría bastante la búsqueda de regalo.

Espero que esta lista os ayude a elegir un buen regalo para ese peque que está a punto de llegar.

¡Nos seguimos viendo en instagram!


No hay comentarios

Subir