COSAS QUE HACES COMO MADRE PARA PARECER QUE NO LO ERES

No es que nos avergoncemos de ser madres, no es que queramos ocultar que somos madres, de hecho, eso se hace muy difícil cuando llevamos las fotos de nuestros hijos como fondo de pantalla del ordenador, del móvil bloqueado, del móvil sin bloquear, de foto de perfil de whatssap, facebook, instagram... cuando hablamos sin parar de como come, de cómo duerme, de lo listo que es porque dice: taaaaaaaaaaaaa taaaaaaaaaaaaa taaaaaaaaa y eso no es normal para su edad...

En fin, que no es eso, nos encanta presumir de nuestros hijos. Lo que queremos ocultar es LA HUELLA de ser madre: las ojeras, el sueño, el desgaste... y para ello hacemos cosas como sonreír sin ganas, cerrar la boca con todas nuestras fuerzas para parecer que no estamos bostezando, aunque como consecuencia pongamos unas muecas, que además de dejar claro que estás bostezando (para dentro) deja ver lo peor de nuestra cara.

Aquí os propongo mis truquitos para seguir pareciendo estupenda aunque te falte tiempo.

Como no tenemos tiempo de lavarnos, secarnos, plancharnos el pelo cada mañana...nos inventamos moños de lo más estilosos. Con ellos, parece que nos dedicamos muuuucho tiempo por las mañanas para estar estupendas para ir a trabajar. La realidad es que estamos ocultando un pelo sucio y graso que da penita verlo. Pero mirad que monísimo queda y además de tarda 5 minutos. Con unas horquillitas un poco monas te lo puedes poner hasta para una boda...


Y hablando de pelos... una pregunta a las mamis: ¿te has parado a pensar cuando fue la última vez que fuiste a la peluquería? yo, desde luego, hace muuuucho que no voy a que me mimen un poquito, así que, para evitar que tenemos las puntas abiertas y unas raíces (si es que te tiñes) que hace que parezca que tus mechas californianas son muy marcadas, pues nos buscamos tutoriales en internet de "cómo cortarse el pelo a una misma", y ahí que nos ponemos, con unas tijeras y una toalla en el cuello, dispuestas a cortarnos las puntas, algunas, más valientes, incluso se hacen capas. Consecuencias de ello: vamos con coleta hasta que eso se empieza a disimular, porque los trasquilones pueden ser importantes. MI TRUCO: durante una semana aplícate un sérum en las puntas, que quede bien impregnado. Es bastante reparador de puntas abiertas. Esto es una solución muy provisional, al final habrá que hacerse una escapadita a la pelu. Yo uso el ELVIVE TOTAL REPAIR.


Por las mañanas el tiempo va a contrarreloj, aunque nos levantemos dos horas antes de tener que salir de casa, despertar a tu peque, darle de desayunar, cambiarle el pañal, vestirle, vestirte tú, maquillarte y peinarte, volverle a cambiar el pañal…para mí es imposible de todo punto mantener una rutina de cremas por las mañanas. MI TRUCO: LA bb cream de LA ROCHE-POSAY. Para mí lo tiene todo, además de ofrecerte una protección solar te da un toquecito de color, así me ahorro el maquillaje, queda mucho más natural y voy hidratada y protegida.

Aún con todo, hay días en los que no sirve nada de lo anterior, las ojeras nos llegan hasta el suelo y son de un color morado intenso. Nuestra cara de fatiga hace más que evidente que no hemos pasado buena noche y que llevamos así probablemente todas las noches de la semana…y encima, ese día, justo ese día en el que peor estás, te sale un plan para el que tienes que estar estupenda…MI TRUCO: ampollas revitalizantes de REPAVAR. Me encantan, además, el maquillaje dura muchísimo más cuando las usas, y si no la gastas toda, la tapas con un poquito de papel de aluminio y a la nevera.


Espero que os hayan gustado todos estos truquitos para seguir pareciendo estupendas. 

No hay comentarios

Subir